Cadena de frío

Cuando de transportar productos sensibles a la temperatura se trata tenemos varias soluciones que aportar.

 Para el transporte de productos sensibles a temperatura no hay muchas variables/elementos que intervengan en la formula adecuada. Lo primero que necesitamos es conocer bien nuestro producto y en que rango de temperatura debe transportarse y sobre todo a partir de que rangos de temperatura hay que considerar que se ha deteriorado y habría que descartarlo. Para esta formula utilizaremos los siguientes elementos:

  • Embalaje exterior. Cajas isotérmicas, las hay con diferentes materias primas como poliestireno, neopor, poliuretano, cartón con foam, …etc. Cada uno son sus características de aislamiento.
  • Acumuladores de frío. Que aporten frío al interior del embalaje y que eviten que el producto suba de temperatura o lo haga de la forma mas lenta posible.
  • Elementos de protección en el caso de tener que evitar congelaciones. Este aspecto es muy importante a la hora de empezar a definir nuestro embalaje.
  • Elementos de control, independientemente de los elementos que utilizamos para resolver nuestra necesidad de transporte en frío siempre será recomendable utilizar elementos de control que nos ayuden a verificar que no se incumplieron los rangos de temperatura deseados. Siempre hay que considerar que aunque estimemos las condiciones de transporte que se van a presentar, pueden ocurrir circunstancias que cambien las condiciones.
Contenedores Cajas Isotérmicas

Contenedores – Cajas Isotérmicas

Principalmente contamos con los siguientes tipos:

EPS (Poliestireno expandido, Corcho blanco). Es la solución de embalaje mas económica. No obstante, es importante conocer la densidad con la que se fabrican las cajas, el rendimiento de una caja varía sustancialmente si está fabricada en 15 kg/m3 o 19 kg/m3.

Neopor. Solución similar al EPS pero con mayor rendimiento. Suelen hacerse en densidades superiores a 20 kg/m3.

Poliuretano, Es la materia prima de mayor rendimiento isotérmico. En este material se basan las soluciones isotérmicas para mayor duración, con packs isotérmicos que van desde 24 horas hasta incluso una semana.

XPS (Poliestireno extruido). La principal ventaja de este tipo de cajas se sirven plegadas y no ocupan mucho espacio de almacenaje. Esta solución es la mas utilizada para envíos que ya van en frío.

Palets isotérmicos. Para grandes volúmenes a transportar y basados en poliuretano de espesores de 40 y 60 mm.

Bolsas Reutilizable. Soluciones pensadas en la reutilización, pueden desarrollarse según necesidades y existen varias soluciones basadas en poliuretano y poliestireno en el interior y fundas de tela o plástico en el exterior.

Acumuladores de frío

Acumuladores de frío

Solo trabajamos con Gel, no disponemos de acumuladores de bajo rendimiento basados solo en Agua.

Existen dos tipos de acumuladores, unos para ser utilizados en temperaturas de refrigeración 2-8ºC y otros para el transporte en temperatura negativa de productos congelados.

Modelos de presentación:

Rígidos. Con modelos de 200, 400 y 900 grms. Este tipo de acumuladores está orientado para su reutilización.

Flexibles. Fabricamos acumuladores en 200, 400, 600 y 1.000 grms. Son reutilizables, pero al ser mas económicos están orientados para envíos donde no es viable recuperarlos y reutilizarlos. Ofrecemos la posibilidad de desarrollar acumuladores flexibles personalizados a medida para cantidades.

Acumuladores de frío
Elementos de control de temperatura

Elementos de control de temperatura

Dentro de los elementos de control de temperatura existen los siguientes tipos:

Indicadores/Etiquetas irreversibles. Son elementos que una vez activados cambian su color si la temperatura a controlar se excede. Son etiquetas de un solo uso y existen de varios rangos de temperatura, tanto para controlar temperaturas positivas como negativas. Puede haber indicadores digitales de un solo uso, que permiten predefinir mas de un rango de temperatura a controlar.

Registradores / Dataloggers. Son equipos electrónicos que registran la temperatura en cada momento. Algunos permiten ciertas configuraciones que nos ayudan a la toma de decisiones, tanto para la verificación de la temperatura como el comportamiento de la solución utilizada. Hoy en día existen diferentes modelos que incluso permiten conocer la ubicación de nuestro embalaje y la temperatura que tiene. Los hay de un solo uso o reutilizables.

Otros elementos complementarios

Otros elementos 

Bolsas Isotérmicas. Clásicas para llevar productos por un corto periodo de tiempo en la mano, tipico uso en farmacias o supermercados. Son elementos pensados en transportes cortos de tiempo.

Fundas Isotérmicas. Están pensadas para cubrir palets de medidas 120×80 o 120×100 mm con posibilidad de diferentes alturas, añaden una capa extra de aislamiento. 

Bobinas de material aislante. En ocasiones, utilizando este material como elemento complementario para proteger de rayos solares o momentos puntuales de temperatura, se cubre el embalaje con este material ofreciendo una capa extra de aislamiento. Está pensado para manipular cortándolo según necesidades. Está compuesto de una lámina de aluminio en el exterior, burbuja y en el interior puede ser de polietileno blanco o aluminio

Otros elementos complementarios
Cosas a tener en cuenta a la hora de diseñar un embalaje en frío.
  1. Temperatura a la que debe viajar nuestro producto. Habitualmente Refrigerado se conoce al rango de temperatura entre 2 y 8 ºC. Pero es necesario conocer las características del producto que vamos a gestionar y las temperaturas a las que nuestro producto se puede deteriorar.
  2. Duración estimada del envío. A mayor duración debemos buscar mejor embalaje y mayor carga de frío. Esto hará que el riesgo de congelación esté presente. 
  3. Temperatura exterior que va a encontrar nuestro envío durante el trayecto. No es lo mismo hacer un envío en Diciembre que en Junio. Si pretendemos diseñar un embalaje que sirva para todos los meses del año estaremos derrochando dinero, lo ideal es diseñar de 2 a 4 escenarios de temperatura exterior e ir aplicando dichos escenarios según la realidad se vaya presentando. 
  4. Tipología de producto que transportamos, en especial si se puede congelar o no. En caso que Riesgo de congelación hay que evitar contacto directo el producto del acumulador de frío, atemperar los acumuladores y proteger el producto con alguna capa extra.
  5. Recuerde que la misión del acumulador de frío es enfriar el aire interior de la caja para que el producto no pierda la temperatura que ya tiene.
  6. Ante cualquier duda utilice un indicador o registrador de temperatura y defina escenarios que le permitan verificar el comportamiento que tienen la caja y los acumuladores.
¿Qué es atemperar el acumulador?

Cuando los acumuladores de frío han estado al menos 48 horas en congelación se encontrarán supuestamente “cargados” y dispuestos para su uso, durante las primeras horas el acumulador pudiera provocar una congelación no deseada. Dejando por ejemplo a temperatura ambiente durante un tiempo hará que el riesgo de congelación baje.

No existe una regla prestablecida para el atemperamiento, es necesario estudiar el embalaje utilizado en su conjunto a la hora de definir este tiempo.  

El tiempo de atemperamiento dependerá del producto y solución elegida, en las soluciones validadas este valor viene indicado con la documentación del pack, y diferenciará de condición de verano o de invierno.

Decein es una empresa fundada
en el año 1985.

Horario

Oficina:

Lunes-Jueves: 9:00 am-18:00 pm
Viernes: 9:00 am -14:30 pm

Mercancías:

Lunes-Jueves: 8:30 am-17:00 pm
Viernes: 8:30 am -14:00 pm

Contacto

Polígono Industrial Prado del Espino
Calle Carreteros, 3, nave 1,
Boadilla del Monte (28660)
Madrid – España

+34 916 333 200

info@decein.com